TEMBLOR EN EL CARIBE COLOMBIANO

Un gran susto vivieron los habitantes de parte de la región caribe en Colombia, cuando a eso de las 8:48 pm sucedió algo inesperado, algo que no es común por esta región: la tierra tembló, los sistemas meteorológicos indican que el movimiento fue de 4.3 grados en la escala de Richter,  provocando con ello confusión y angustia.

El epicentro del movimiento fue el municipio de Sitionuevo Magdalena a escasos kilómetros de Barranquilla y su área metropolitana. Por otro lado el temblor fue a poca profundidad, a escasos 4 kilómetros lo que permitió que se sintiera con fortaleza.

Por redes sociales se especulo cualquier tipo de cosas, desde fenómenos paranormales, hasta una supuesta intervención divina. Por todas partes se escuchan comentarios respecto a que pudo haber pasado, y voces lamentando el desenfreno vivido en días pasados en  las fiestas carnestolendas, algunos aseguran que con mas fervor acudirán a estamparse la cruz en la frente, pues parece el antídoto para la supuesta reprimenda de Dios.

Este medio humildemente no es quien para juzgar o señalar, sin embargo desde otra orilla y desde la barrera podemos observar distintas posiciones, como la tierra gime de dolor por todos los daños, algunos irreparables y como en medio de las fiestas de la carne también se producen daños irreparables en la familia y en el entorno social.

Durante algún tiempo han suscitado algunas controversias respecto a profecías y vaticinios de terremotos y/o señales en esta región, sin ser alarmistas, creo que es momento de mirar detenidamente que rumbo llevamos respecto a la vida en si misma, que mundo le estamos dejando por herencia a nuestros hijos.

Me llama la atención fuertemente la siguiente cita bíblica: Rom 8:21-22 de que la creación misma será también liberada de la esclavitud de la corrupción a la libertad de la gloria de los hijos de Dios. Pues sabemos que la creación entera a una gime y sufre dolores de parto hasta ahora.

entonces solo para meditar ¿la tierra esta gimiendo de dolor?.

Y para que nos hagamos una introspección los dejare con una ultima cita bíblica Jeremías 12:4 ¿Hasta cuándo estará de luto la tierra y marchita la vegetación de todo el campo? Por la maldad de los que moran en ella han sido destruidos los animales y las aves, porque han dicho: Dios no verá nuestro fin.