WeCreativez WhatsApp Support
Escribenos a Nuestro WhatsApp

CADENA PERPETUA

Después de los recientes acontecimientos siniestros ocurridos en la ciudad de Barranquilla, el asesinato de la niña María José Ortega, de 6 años, con una herida de arma blanca en el cuello, se escucha por doquier hay que matarlo, cadena perpetua, destruyan su casa, su familia, en fin las posibles maneras de vengar la muerte de la inocente criatura.

Casos como estos son tristemente emulados en todo el país, cosa que nos abruma al punto que publicaciones en redes sociales resaltan “ser niño en Colombia es un peligro”.  La cifra de muerte no se reduce a niños, muchas mujeres han perdido la vida de forma violenta, convirtiendo al departamento del Atlántico en proveedor de un triste 6% de los feminicidios en el país.

Hoy cuando fue sepultada la menor María José se escuchaban arengas tales como: “Los niños no pueden volar tranquilos le estamos cortando las alas”. Esto nos hace reflexionar, será que las medidas represivas son el camino adecuado, las vías de hecho, la venganza por mano propia, no será que falta inversión en educación, en cultura, me pregunto no será que hay un déficit de valores, es común escuchar mayores decir cuan estricta fue su crianza, pero cuanto de eso hay ahora.

Quedan muchos cuestionamientos, como un niño de 16 años con sangre fría, alevosía y maldad pura, le corta los sueños a ese angelito, no será que poco a poco estamos sacando a Dios, de nuestras familias, nuestras escuelas, no será que cuando creemos defender a nuestros menores de agresiones, los estamos enseñando a agredir, hay mucho por reflexionar, solo que no se nos haga tarde y se nos salga de las manos esta triste realidad. Dios guarde nuestro país.

LAPF