WeCreativez WhatsApp Support
Escribenos a Nuestro WhatsApp

2020 «SORPRENDEME»

Resulta increíble pensar que hace solo un poco decíamos «2020 sorprendeme» y que creen paso y creo mas rápido de lo esperado, al principio decíamos: culpa de los chinos, comen de todo, luego «menos mal eso esta lejos», algunos Vitoreaban: «que sea después de carnavales», y después, que peligro, pero eso aquí no da. La triste realidad nos demuestra lo inexorable de nuestra actualidad, cuesta trabajo creer que un enemigo invisible a puesto en jaque al mundo entero, no distingue las clases sociales. Hoy la gran potencia Estados Unidos entierra a sus ciudadanos en fosas comunes, Italia, España, lloran a sus hijos. Las noticias alrededor del mundo solo muestran angustia, muerte y dolor, los gobiernos toman medidas aislando a la gente, enseñando que deben lavarse las manos, usar tapabocas
guardar distancias, trayendo consigo otra escena a veces dantesca, filas, avivatos que bajo la mascara de pseudo-ayudadores timan las arcas del estado, o los «vivos» que le hacen conejo a las restricciones y ponen en peligro no solo sus vidas si no la de todos.

Pero esta el otro lado de la historia, los niveles de contaminación han disminuido, padres que pasaban poco tiempo con sus hijos ahora desempolvaron los juegos de mesa, el anecdotario de niños salio a relucir, hijos sentados alrededor de los padres escuchando historias. Algunas aves, han vuelto a sitios de donde habían partido, es inverosímil ver imágenes de playas siempre atiborradas de gente y bullicio hoy convertidas en verdaderos paraísos naturales.

Yo me pregunto, ¿lo hizo Dios?, ¿lo provoco el hombre?,¿fue un invento de satanás?, eso sera un tema de discusión por mucho tiempo, lo que si creo es que es el momento perfecto para hacer un alto en el camino y mirar a Dios, volver a la familia y valorar los pequeños detalles de la vida, como el canto de un ave o el fulgurante espectáculo que hoy día representa la salida del sol. Es el mejor momento para volver a la familia y cuando esto termine, volver a ver las calles, amigos, nuestro entorno extra mural.

Lo que podemos dar por sentado es nunca mas seremos iguales, nunca mas nos arrodillaremos ante un enemigo invisible, nos arrodillaremos ante  Dios, antes de contaminar creo lo pensaremos con calma y entonces, solo entonces dejaremos de decirle a un año sorprendeme empezaremos a «DIOS SORPRENDEME«.